• Català
  • English
  • La ansiedad es una reacción normal de miedo o temor que los seres humanos experimentamos cuando nos enfrentamos a situaciones que nos resultan difíciles o nos representan una amenaza. Es una respuesta necesaria que nos alerta ante situaciones de peligro y nos ayuda a superarlas.

    Sin embargo, si esta reacción es demasiado fuerte, se prolonga en el tiempo y en ocasiones aparece sin un motivo aparente, nos encontramos ante un trastorno de ansiedad, que se puede manifestar como un ataque de pánico o trastorno de angustia o como un trastorno de ansiedad generalizada (TAG).

    Ante un aumento súbito e inesperado de la ansiedad, hablamos de ataques de pánico. Son difícilmente predecibles porque pueden aparecer en cualquier momento, incluso durante la noche, y en cualquier lugar, generando sensación de irrealidad y de pérdida de control por un terror inexplicable.

    Estas patologías, cada vez más frecuentes en nuestra sociedad por el aumento del ritmo de vida y con frecuencia relacionadas también con el estrés, se pueden curar con el tratamiento adecuado.

  • Si la ansiedad aparece con cierta frecuencia e intensidad, y se prolonga en el tiempo, estamos ante un trastorno que dificulta el desarrollo de una vida normal. Algunos de los síntomas, además de esa sensación de pavor, que pueden indicar que una persona está sufriendo un trastorno de ansiedad son los siguientes:

    • Dificultad para concentrarse y estancamiento con ideas e imágenes negativas. Pesimismo generalizado provocado por una pérdida de la objetividad y constante sensación de preocupación e inseguridad.
    • Sensación de falta de aire, de opresión en el pecho, aceleración del ritmo respiratorio hasta la hiperventilación.
    • Irregularidades en el ritmo cardíaco, sensación de taquicardia y arritmia.
    • Cambios en la tensión arterial.
    • Tensión muscular que genera contracturas, espasmos y rigidez generalizada.
    • Temblores, hormigueos e hipersensibilidad ante los estímulos intensos como ruidos e olores fuertes.
    • Sensación de náuseas, vómitos, y otras afecciones gastrointestinales.
    • Ganas de orinar con frecuencia y dolor cuando se orina.
    • Insomnio, dificultades para conciliar el sueño.
  • Existen diversos tipos de trastornos basados en la ansiedad y distintas clasificaciones científicas, pero los más comunes son los siguientes:

    • Trastorno de ansiedad generalizada (TAG): Se da este nombre al trastorno por el que una persona siente ansiedad, malestar y preocupaciones ante diversas situaciones de la vida cotidiana, y esta sensación se prolonga en el tiempo.
    • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC): Ha sido habitualmente considerado un trastorno de ansiedad, pero tiene características que lo hacen diferente de ellos. Origina pensamientos persistentes, repetitivos, no deseados, que generan ansiedad (como temor a contraer una infección, estar sucio). También presentan compulsiones que son actos repetitivos (como comprobaciones, conductas de limpieza) que la persona se ve obligada a realizar aunque los considere absurdos. Esto lleva a interferir negativamente en su vida diaria.
    • Trastorno de estrés postraumático (TEPT): Se desarrolla tras una experiencia angustiosa que implica un daño físico o una amenaza real de daño. El daño en cuestión puede haber afectado a la propia persona o a una persona cercana en una situación de la que el individuo era testigo. Se considera que hay un trastorno de este tipo cuando los síntomas persisten de manera prolongada a partir de los tres meses del incidente.
    • Ataques de pánico: Son ataques repentinos de angustia y miedo, que provocan sensación de fatalidad inminente durante unos diez minutos, aunque los síntomas se prolongan durante más tiempo. Las personas que los padecen son incapaces de prever cuándo tendrán un ataque, que se puede presentar en cualquier momento y en cualquier situación, hasta cuando están durmiendo.
    • Fobias: Es un miedo irracional hacia algo que en realidad representa una amenaza menor. Cuando la fobia es referida a situaciones sociales y de relación con los demás, entonces se le llama fobia social. Afecta a personas que tienen un miedo persistente a ser observadas, juzgadas por la colectividad y a sentir vergüenza por sus propias actuaciones ante otros. Si el temor es a situaciones en las que es difícil salir o escapar (como lugares tanto abiertos como cerrados, transportes públicos, ascensores, o lugares donde hay aglomeraciones), se llama agorafobia. La agorafobia suele acompañar a los ataques de pánico. Las fobias simples consisten en el temor irracional a situaciones específicas y concretas (como alturas, animales).
  • Aunque en ocasiones resulta difícil de diagnosticar, la ansiedad es uno de los trastornos mentales con un índice de recuperación más rápido, mediante el cambio de patrones que conducen al miedo que lo provoca.

    Con frecuencia, el tratamiento de la ansiedad requiere una combinación de psicoterapia y medicamentos, que se aplican de manera individualizada según cada paciente.

    La psicoterapia consiste en abordar la ansiedad con un psiquiatra o psicólogo para trabajar para superar sus consecuencias. Dependiendo de la naturaleza de la ansiedad, los objetivos de la psicoterapia pueden variar. Un objetivo frecuente es cambiar los patrones de pensamiento acerca de esa cuestión determinada que desencadena en reacciones de miedo desproporcionadas.

    Además de la psicoterapia, los medicamentos pueden ser eficaces especialmente en casos graves y prolongados y facilitan el control del trastorno durante la psicoterapia.

    En Centre Médic BM contamos con un equipo de psiquiatras y psicólogos especialistas con amplia experiencia en el tratamiento de la ansiedad y si lo necesitas, seguro que podemos ayudarte.

Infórmate sin compromiso:
Nombre
E-mail
Teléfono
Mensaje

He leído y acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies