• Català
  • English

Aunque por su amplia aceptación social no se percibe como peligrosa, el alcohol es la sustancia más consumida en nuestro país y el alcoholismo es la adicción que más trastornos produce.

Es una enfermedad que se manifiesta en síntomas tales como:

  • Ansia: Fuerte necesidad, urgencia para beber, especialmente como vía de escape a una situación no deseada.
  • Pérdida de control: No poder dejar de consumir una vez que se ha comenzado en un período de tiempo corto.
  • Tolerancia: La necesidad de ingerir cada vez mayores cantidades de alcohol para sentir el mismo efecto.
  • Síntomas físicos de dependencia: Abstinencia que se concreta en como náuseas, sudoración, temblores y ansiedad que aparecen al cabo de unas horas de dejar de beber.

El alcohol causa daño al cerebro y a la mayoría de los órganos del cuerpo, con especial incidencia en el hígado, aumentando el riesgo de cirrosis y de hepatitis. Estas dolencias, si no son tratadas de forma adecuada, pueden llegar a causar la muerte.

Hay personas que aunque no son físicamente dependientes del alcohol, se considera que abusan igualmente de esta droga cuando beben con frecuencia y eluden por ello sus responsabilidades. A pesar de ser una droga legal, los alcohólicos ponen en peligro, además de su relación con su entorno, sus propias vidas, por ejemplo, si conducen bajo los efectos de esta sustancia.

Infórmate sin compromiso:
Nombre
E-mail
Teléfono
Mensaje

He leído y acepto la política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies